Home > Cirugias

Extracción de la muela del juicio

La extracción de la muela del juicio es una intervención mediante la cual el cirujano maxilofacial extirpa el tercer molar de la mandíbula y / o maxilar superior. Esta cirugía se realiza para paliar o evitar que la erupción de este molar pueda provocar infecciones, dolor agudo, aparición de quiste o el desplazamiento y consecuente malformación de la corona dental. Esto sucede cuando la muela crece a pesar de no disponer del espacio necesario para hacerlo.

Cirugía de extracción

Es una intervención que dura entre 10 minutos y media hora y la realiza un cirujano oral y maxilofacial. La intervención es indolora y generalmente es suficiente con usar anestesia local. A menudo se escoge entre sacar las cuatro muelas simultáneamente con anestesia local y sedación endovenosa. De esta manera, en una sola sesión y un solo postoperatorio solucionamos el problema. Si la muela todavía no ha aparecido en la boca, el cirujano realiza una pequeña incisión en la encía y la extrae. Según el grado de formación de las raíces del cordal, el cirujano determinará la necesidad de tener que recortar el hueso circundante. Posteriormente, se cierran los puntos que se han de mantener una semana.

 


 

¿Cómo es la intervención?

La intervención puede englobar desde uno hasta los cuatro cordales en función de la recomendación del cirujano. La intervención usa anestesia local con o sin sedación. Previamente hay que hacer un estudio radiográfico que incluye una ortopantomografía y, en caso de necesitar ver con más detalles las relaciones cordales con nervios y estructuras vecinas, un escáner.

¿Es compleja o peligrosa?

Gracias a la formación del cirujano, la operación es sencilla y rápida. A pesar de todo, se recomienda que se realice cuando la muela no está del todo formada con el objetivo de minimizar el riesgo de afectación del nervio o del hueso circundante.

¿Cuándo puedo irme a casa?

El paciente puede irse a casa una hora después de la operación. Una vez la anestesia ya no haga efecto, puede sentir dolor debido a la inflamación consecuencia de la intervención durante tres o cuatro días y deberá mantener una dieta específica. En cualquier caso y desde de la operación, el paciente debe seguir una higiene estricta, las pautas que le marcará cirujano.

¿Es muy duro el postoperatorio?

Después de la extracción de las muelas del juicio y una vez pasado el efecto de la anestesia, puede que el paciente note ciertas molestias entre leve y moderadas debido a que la intervención puede generar un edema (hinchazón) del tejido contiguo al cordal . Su cirujano le recomendará las medidas a tomar para minimizar las molestias y cuidar durante los próximos días la zona afectada.

Aún así, a día de hoy la extracción de los cordales se realiza con cirugía mínimamente invasiva que no suele alterar el ritmo de vida más de 3 o 4 días.